Con su triunfo ante el Leganés (3-1), el Barcelona ha igualado uno de los récords la Liga más longevos y complicados de conseguir. El conjunto azulgrana ha suma 38 jornadas consecutivas sin conocer la derrota, algo que sólo había conseguido la Real Sociedad de Alberto Ormaetxea entre la jornada 29 de la temporada 1978-79 y la 32 de la 79-80. El Barça actual de Ernesto Valverde lleva invicto las 31 jornadas de la presente temporada y siete de la pasada, con Luis Enrique en el banquillo. El único jugador que ha disputado todas estas jornadas ha sido Ter Stegen, clave en esta racha.

En estos 38 partidos ligueros sin perder, el Barça ha conseguido ganar 30 partidos y ha empatado ocho, mientras que aquella Real Sociedad campeona de Arconada, Zamora, Satrustegui, López Ufarte, Pichi Alonso y compañía consiguieron 22 triunfos y 18 empates.

La derrota que cortó la racha donostiarra se produjo en la penúltima jornada de Liga en el duelo ante el Sevilla jugando en el Sánchez-Pizjuán. Cayó la Real por 2-1 con sendos tantos de Bertoni. No obstante, esa temporada el equipo vasco salió campeón.

El último partido de Liga perdido por el Barcelona en Liga fue ante el Málaga, en la jornada 31 del pasado ejercicio. Cayó derrotado por 2-0 en la Rosaleda. Desde entonces nadie ha sido capaz de tumbar a los azulgranas.

Tras finalizar el partido en el Camp Nou LaLiga felicitó al Barcelona a través de las redes sociales por su gesta.

El Barça tendrá opción la próxima jornada de conseguir el récord absoluto y pasar a la historia. Para ello deberá al menos empatar ante el Valencia, un rival muy complicado, aunque el encuentro se disputará en el Camp Nou.

Messi suma y sigue

Sigue el idilio de Leo Messi con el gol. El argentino no se conforma con ser el Pichichi del campeonato, sino que se ha propuesto ampliar su catálogo anotador lo máximo posible antes de retirarse. Ante el Leganés, volvió a marcar de falta y ya son seis los tantos que ha marcado de esa manera en esta Liga. Siete entre todas las competiciones.

Hay que remontarse a los tiempos de Ronaldinho para recordar la última vez que un jugador del Barça marco seis goles de falta en una LIga. El gaúcho lo consiguió en la temporada 06-07.

A pesar de las dudas sobre su estado de forma, el rosarino demostró que sigue estando en condiciones de marcar diferencias. Al cuadro pepinero no sólo le hizo el tanto de falta, sino que también le marcó otro de jugada antes del descanso. Parece que La Pulga parece decidida a luchar por la Bota de Oro también esta temporada.

(Con información de Marca)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí