Balsa de aceite entre mis manos

escucho el murmullo del aire

el tictac del tiempo en mi cerebro

acallada mente que dirime

entre vida y muerte

sin aparente motivo

lo disfruto

con mis manos te embalsamo

retuerzo y corto en la misma medida

cada pieza

deseo tenerte en mi boca

entre mis dientes

lo aderezo

y en un momento en el fuego

tus entrañas

doradas quedan.

Ahora si

lo disfruto.

Marijose.- Esos dulces ricos que las abuelas hacían amasando la compacta mezcla de diversos ingredientes que deleitan nuestras tardes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí