Conoce tu propio y verdadero valor y no perecerás.La
razón, es tu luz y tu antorcha de la verdad.La razón, es
la fuente de la vida.Tienes conocimiento para que veas
tus flaquezas y tu fortaleza.

Si no procuras quitarte la paja que tienes en el ojo, no
podrás ver la que tiene tu vecino.

Es bueno, examinar a diario la conciencia para poder
corregir las faltas, si no cumples con ese deber, no serás
fiel al conocimiento, y la razón que habita dentro de ti.

Obsérvate a ti mismo, como si fueras tu propio enemigo;
porque no puedes aprender a gobernarte, mientras no
aprendas primero, a gobernar tus pasiones y a obedecer
los dictados de tu conciencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí