Nuestra felicidad no depende tan solo de comer de forma
equilibrada y sana y de hacer ejercicio físico de forma
regular, a pesar de que ambos son necesarios. Dado que
la alegría es la forma más genuina del bien estar,debemos
tonificarla en nuestro balneario interior con tres leyes no
negociables:
1.- La ley de la resistencia al estrés.Lo importante es saber
controlar lo que nos pasa cuidando las emociones antes de
que nuestro biosistema anímico nos pase factura.
2.- La ley de la elección emocional. Es una habilidad esencial
para nuestra vida debemos promover situaciones que nos
proporcionen respuesta positiva.
3.- La ley del desarrollo de la motivación. Cuidar las emociones
depende de que sepamos desarrollar nuestro talento.
Cuando realizamos actividades con resultados positivos
nuestra autoestima se torna más resistente ante los
contratiempos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí