La empatía, nos impulsa a cambiar de perspectiva para ver
lo que hay más allá de nosotros.Pero ¿y si lo que hay al
otro lado fuera distinto a lo que nos figuramos?.
“La ilusión fundamental de la humanidad, es la de suponer
que yo estoy aquí y tú estás allí”. Pensemos en esas personas
que creemos tan distintas a nosotros, que el acercamiento
nos parece imposible. Si analizamos sus necesidades, tal vez
descubramos, que esa distancia, es una ilusión de nuestra
mente, porque los seres humanos somos mucho más
parecidos de lo que estamos dispuesto a aceptar. Las formas
pueden engañar, pero en el fondo, todos necesitamos
sentirnos queridos,y obtener el reconocimiento por nuestra
labor profesional y personal. ¿Dónde están las diferencias?
Tal vez, el grado de empatía consista en reconocer al fin,
que no existe una barrera que separe el yo de los demás.
Cuando logramos vencer esta frontera imaginaria, que
solo genera lucha y aislamiento, el conflicto se desvanece
y nos sentimos más unidos al mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí