Durante buena parte de la vida, nada maravilloso sucede.
Si no te gusta levantarte por las mañanas, terminar tu
trabajo y reunirte con tu familia y amistades, entonces
lo más probable es que no seas feliz.

Cuando somos jóvenes, queremos cambiar el mundo,
como lo consideré difícil, decidí cambiar mi país, como
no lo podía hacer, pensé en cambiar mi ciudad, tampoco
pude hacerlo, por lo cual intenté cambiar mi familia.

Ahora después de todo, me he dado cuenta, que la
única cosa que podía cambiar era a mi mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí