Bajo el lema Todos somos Cataluña, miles de personas se manifestaron en Barcelona a favor de la integridad territorial de España y contra la independencia proclamada el viernes por las autoridades separatistas de esa región. Convocada por la entidad contraria a la secesión Sociedad Civil Catalana (SCC), a la multitudinaria marcha en el centro de la llamada ciudad condal asistieron numerosos representantes de los tres partidos que se definen como constitucionalistas.

Así, en la manifestación participaron conocidos dirigentes, ministros y exministros del conservador Partido Popular, del jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy; de Ciudadanos (centroderecha) y del Partido Socialista de Cataluña (PSC).

Esas tres agrupaciones abandonaron el viernes el hemiciclo del parlamento de esa comunidad autónoma minutos antes de que las fuerzas secesionistas -mayoritarias en la asamblea legislativa- votaron una declaración unilateral de independencia.

Ese mismo día, la administración central de Rajoy respondió al desafío con la destitución del presidente catalán, Carles Puigdemont, y de todos sus consejeros (ministros) y la convocatoria a elecciones autonómicas anticipadas para el próximo 21 de diciembre.

Vamos a recuperar la Cataluña de todos, la plural, la que hemos construido entre todos, afirmó la vicepresidenta de SCC, Miriam Tey, en la cabecera de la marcha, que, según sus organizadores, congregó a un millón de personas, cifra rebajada a 300 mil por la policía local.

‘Si lo que quieren es romper con el resto de España, con nosotros no podrán contar. Si quieren acordar, sí’, advirtió Miquel Iceta, líder del PSC, referente del Partido Socialista Obrero Español, que apoyó las medidas de Rajoy para frenar las aspiraciones independentistas.

Más puentes, no más muros o Gracias España Cataluña te ama, fueron algunas de las frases que se leían en las pancartas portadas por los manifestantes, que corearon cánticos como Viva España y Yo soy español, español.

A juicio de Álex Ramos, otro de los dirigentes de SCC, la proclamación unilateral de una República catalana por las formaciones soberanistas ‘es una locura que nos ha llevado al precipicio’.

Recientes sondeos muestran una división a partes casi iguales entre partidarios y detractores de una separación de Cataluña de este país europeo, resultado similar al de las elecciones regionales de septiembre de 2015.

(Con información de Prensa Latina)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí