750.000 personas (según la guardia urbana) llenaron más de 3 kilómetros de una de las principales arterias de Barcelona (Calle Marina) en lo que ha sido una de las más concurridas manifestaciones en Barcelona.

La concentración había sido convocada por la Asamblea Nacional Catalana y por Ómnium Cultural para pedir la libertad de los encarcelados; los presidentes de ambas entidades (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) y algunos de los miembros del gobierno de la Generalitat (el vicepresidente, Oriol Junqueras y los consejeros Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Carles Mundó, Joaquim Forn, Dolors Bassa y Meritxell Borràs).

La manifestación se abría con una pancarta en la que se leía “libertad presos políticos”. La cabecera de la manifestación estaba presidida los familiares de los encarcelados y también de los ex consejeros que están en Bélgica, así como dirigentes de las entidades y de diversas asociaciones municipalistas. Unos metros más atrás se situaron representantes políticos de los partidos: Esquerra Republicana de Catalunya, Partit Demòcrata Català, Candidatura d’Unitat Popular, Catalunya en Comú o el Partido Nacionalista Vasco, así como el ex secretario general de Podem Catalunya, y la alcaldesa de Barcelona.

Entre los manifestantes también se encontraba un grupo de juristas vestidos con togas, que coreaban “no hay derecho”, mientras portaban una pancarta en la que se leía “justicia, democracia y libertad”. Además del apoyo de los vecinos de Barcelona participaron ciudadanos de toda la geografía catalana, ya que más de 900 autobuses llegaron a la capital con manifestantes.

Al llegar la marcha a la Avenida Icaria se inició un emotivo acto sobre un escenario. Se escuchó el “Cant dels ocells “ de Pau Casals, se leyeron cartas de los encarcelados por parte de sus familiares y a través de un vídeo, Carles Puigdemont y los ex consejeros que están en Bélgica enviaron su mensaje, así mismo, los organizadores de la manifestación hicieron un llamamiento a participar en una movilización el 7 de diciembre en Bruselas.

Con el clamor de “libertad presos políticos” y el canto “els Segadors” se cerró la movilización al anochecer.

VIAPressenza
Compartir
Artículo anteriorEl placer de conversar
Artículo siguienteIrán e Iraq sufren uno de los terremotos más fuertes en la historia del Medio Oriente
Pressenza

PRESSENZA – Agencia Internacional de Noticias
Da visibilidad a noticias de Humanismo, No-Violencia, Derechos Humanos, Desarme y No Discriminación.
PRESSENZA da visibilidad a las noticias, iniciativas, propuestas y escenarios ligados a la Paz, la No-Violencia, el Desarme, los Derechos Humanos y la lucha contra toda forma de Discriminación. Coloca al ser humano como valor y preocupación central y celebra la diversidad. Es así que propone un periodismo activo y lúcido que respete estas premisas esenciales, apuntando hacia la resolución de las crisis y conflictos sociales en todas las latitudes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí