Hoy, la canciller alemana Angela Merkel declaró que sus esfuerzos para conformar una coalición de gobierno compuesta por tres partidos habían fracasado.

Los representantes del Partido Democrático Libre (FDP), una agrupación proempresarial, se marginaron de unas conversaciones que se extendían por más de cuatro semanas con el bloque conservador de Merkel y con el centroizquierdista partido Los Verdes, citando diferencias irreconciliables.

El euro tocó un mínimo de dos meses frente al yen poco después de que el líder del FDP, Christian Linder, dijera el domingo que su partido se retiraba de las negociaciones ya que los tres posibles socios no encontraban un terreno común sobre asuntos clave.

Una Merkel con aspecto cansado dijo que permanecería como canciller interina y que consultaría con el presidente Frank-Walter Steinmeier sobre cómo seguir adelante, aunque agregó que el acuerdo estuvo muy cerca de ser alcanzado.

“Es un día de profunda reflexión sobre cómo avanzar en Alemania”, dijo Merkel a periodistas. “Como canciller, haré todo lo posible para asegurar que este país esté bien administrado en las difíciles semanas venideras”.

Este es un momento complicado en la carrera de una mujer que durante 12 años se ha convertido en un símbolo de estabilidad y que lideró a la zona euro durante su crisis de deuda y forjó un acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para contener la llegada de inmigrantes.

Merkel se vio debilitada en las elecciones de septiembre, cuando unos votantes enfadados con su decisión de abrir las fronteras de Alemania a más de un millón de solicitantes de asilo en 2015 castigaron a los conservadores y apoyaron masivamente al partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD).

El fracaso de las conversaciones sugiere que Alemania se dirige a dos opciones sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial: o Merkel forma un gobierno en minoría o el presidente convoca nuevas elecciones si no se forma un gobierno.

El centroizquierdista Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), actual socio de coalición de Merkel y que fue el segundo partido más votado en los recientes comicios, ha descartado repetir una alianza con los conservadores, que ganaron las elecciones pese a perder escaños.

(Con información de Reuters)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí