Barcelona, 25 dic (EFE).- Investigadores del Centro de Información y Documentación Internacionales en Barcelona (CIDOB) han vaticinado que en 2018 la crisis del orden global se acentuará debido a la retirada de Estados Unidos de algunos espacios, la redistribución del poder y el acelerado cambio tecnológico.

El equipo de investigadores, que ha hecho un ejercicio de prospección del mundo por tercer año consecutivo, ha llegado a la conclusión de que, en 2018, la crisis global que “hace años que intuyen”, se manifestará con más frecuencia e intensidad.

En primer lugar, destacan los vacíos en el poder, haciendo referencia a la retirada de Estados Unidos de algunos espacios que otros actores parecen dispuestos a ocupar, y consideran que “el abandono de sus compromisos multilaterales y la retórica del ‘America First’ no son interpretados como una demostración de fuerza, sino como una expresión de su debilidad”.

Según el informe del CIDOB, el acelerado cambio tecnológico, que los expertos llaman “cuarta revolución industrial”, es el segundo factor, que se está traduciendo en una redistribución del poder a escala global y que está alterando las bases sobre las que se fundamentan los órdenes económicos y sociales de las economías mas desarrolladas, dejando una sensación de vértigo y desprotección en algunos sectores de la población.

En consecuencia, los expertos aseguran que hay individuos, corporaciones e incluso Estados que se sentirán “cibervulnerables”, por lo que surgen nuevas dudas en cuanto a espacios que no están gobernados o están por descubrir.

Además de la conectividad y el orden global, que han destacado especialmente, los expertos también determinan otros temas que consideran que marcarán la agenda internacional del próximo año.

Uno de ellos es la fiscalidad y las clases medias, pues aseguran que “proseguirá la lucha contra los abusos en la ingeniería fiscal de las grandes multinacionales” y ponen como ejemplo que todavía hay que ver si Apple paga sus impuestos en disputa a la hacienda irlandesa.

“Los temores de las clases medias no serán homogéneos”, pues “los europeos y americanos se sentirán más desamparados que las nuevas clases medias asiáticas y africanas”, ya que tienen más que perder, según el informe.

El 2018 también será clave en el orden urbano, pues los gobiernos locales y metropolitanos deberán comenzar a implementar la Nueva Agenda Urbana.

Los expertos también han marcado como tema relevante el afán por dar por derrotado al Estado Islámico, asegurando que “la desaparición de su protoestado en Siria e Irak no implica su muerte como movimiento” y que “los atentados de 2018 se caracterizarán por su relativo bajo coste y por realizarse de manera autónoma, en ocasiones muy lejos de los escenarios de conflicto”.

En su documento, los expertos del CIDOB establecen algunas fechas que serán noticia en 2018, como el 6 de noviembre, día en que se celebrarán las ‘mid-term elections’ en Estados Unidos, “donde se sabrá si América sigue virando hacia la derecha o cambia de dirección el péndulo”, tras una campaña electoral que califican de “agria, incluso con juego sucio”.

El próximo año también tendrán lugar los Juegos Olímpicos de Invierno, este año en Corea del Sur (del 9 al 25 de febrero), la legalización de la conducción femenina en Arabia Saudí y el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

“No sólo es el orden global el que se está cuestionando, también lo están los ordenes regionales e, incluso, los contratos sociales en muchas partes del planeta”, han concluido los expertos.

Y advierten: “no asistiremos a un cambio de orden en 2018, pero no podemos postergar el debate sobre la posible obsolescencia del actual”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí