Al ser honesto contigo mismo, acerca de lo que crees, y
actuar de acuerdo con tus principios, al margen de lo que
puedan pensar o decir los otros, promueves una sensación
de paz interior, que transmite un fuerte sentido de lo que
mereces.
Anímate a examinar tus pensamientos, en todos los ámbitos
de la vida, identificando aquellos que no estén en armonía
con tus acciones.
Trabaja cada día, para alcanzar un mayor grado de congruencia
interna que te satisfaga.Verás, que los comportamientos que
te disgustan, empiezan a desaparecer y una
sensación de equilibrio, que te aportará paz. Esta, te hará
sentirte digno, y al irradiarla al mundo exterior, éste te
devolverá lo mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí