De no aprovechar el día de hoy, provienen en desconsuelo
y la ineficacia, al no concentrar nuestra energía y
entusiasmo, el día queda vacío…
Tenemos que aprovechar el día, sin permitir que las
sombras del mañana con sus temores, nos hurten lo que
es nuestro, como el derecho a ser felices.
Digamos cada mañana ” Pase lo que pase, quiero obtener
el mejor partido posible”.
No puedo permitir, que nada me robe la felicidad, ni vulnere
mi derecho a vivir el día de hoy desde el principio al fin.
Suceda lo que suceda, no toleraré que ningún disgusto ni
circunstancia alguna, que se atraviese en mi camino, logre
perturbar el sosiego de mi mente”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí