La elección de un camino determinado, significa dejar de
lado los demás.
Tenemos una vida por vivir, y en ocasiones pensamos que
podríamos lamentar las decisiones que tomamos ahora.
En cierto modo, tenemos miedo a comprometernos…
Queremos seguir todos los caminos posibles para acabar
sin escoger ninguno.
Ni siquiera en el amor, deseamos comprometernos.
Después de un desengaño amoroso, no queremos
entregarnos por completo nunca más, por temer la
pérdida y la separación…
Estas cosas son inevitables en el camino
hacia el amor,y la única forma de evitarlas, es mediante
la decisión de no tomar ese camino.
Con el fin de no sufrir hay, que renunciar al amor.
¡Todo es cuestión de valorar los riesgos!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí