No debes permitir, que otras personas recorran
el sendero por ti. Podrán hacerlo contigo, pero
nadie puede hacerlo por ti.
Acéptate y acepta tus acciones.Se dueño de tus
pensamientos.
Exprésate cuando te hayas equivocado y pide
disculpas.
Conoce tu sendero en todo momento.Para ello,
debes conocerte por dentro y por fuera, aceptar
tus puntos fuertes y tus flaquezas.Procura
crecer cada día con honestidad, integridad, fe
y comprensión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí