La felicidad, no es algo que sucede. No es el resultado
de la buena suerte o del azar.No es algo que pueda
comprarse con dinero o poder.

No parece depender de los acontecimientos externos,
sino más bien, de como los interpretamos.

De hecho la felicidad, es una condición vital que cada
persona debe preparar, cultivar y defender individualmente.
Las personas que saben controlar su experiencia interna,
son capaces de determinar, la calidad de sus vidas, eso
es lo más cerca que podemos estar de ser felices

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí