Por Carlos Crespo

Acabo de visitar unas semanas el Ecuador de la “Mitad del Mundo”. A medida que sucedían los días crecía el clima pre-electoral de creciente polarización, orquestada por los medios de comunicación privados y alimentado por la propaganda. No se trata en esta ocasión de un cambio de autoridades, sino de una extraña “consulta popular” convocada para el próximo domingo 4 de febrero por el actual Gobierno del presidente Lenin Moreno que, en lugar de alimentar el ‘diálogo’ anunciado para encontrar soluciones colectivas a los desafíos de país, lo ha hundido en la obscura y vacía disyuntiva entre “el SÍ y el NO”.

No es la primera vez que los 14 millones de ecuatorianos acudirán a las urnas para consulta popular o referéndum; al contrario, esta es una práctica familiar en la última década, con la que se aprobó mayoritariamente la Constitución de 2008. Con este pacto de convivencia ciudadana se refundó el actual “Estado constitucional de derechos, intercultural y plurinacional” (art.1), el mismo que representó un quiebre con el modelo económico de corte neoliberal anterior, con la “apuesta puesta” en el Estado (1), otorgando a este la responsabilidad de dirigir el régimen de desarrollo hacia el “Suma Kasai” o Buen Vivir”. (Art. 275, 276, 277). En este marco, el movimiento de la Revolución Ciudadana gobernó la última década, bajo el fuerte liderazgo del ex presidente Rafael Correa.

Sin embargo, las condiciones políticas de Ecuador cambiaron aceleradamente en el último año, tras la sucesión presidencial, con un Gobierno bajo la creciente presión de lo que Emir Sader ha denominado “la contra ofensiva conservadora”, alimentada con un libreto que recuerda a los recientes virajes de timón ocurridos en Brasil, por efectos del ‘Golpe parlamentario’ y en Argentina con la victoria electoral de la derecha empresarial.

La Consulta llega en el formato de un juego vacío y confuso que abre dos opciones, el SI o el NO, pero esconde la peligrosa encrucijada en se mueve el país sobre el modelo económico y social que regirá el Ecuador del futuro. Como ha destacado el Foro por una Economía Progresista en una carta reciente dirigida al presidente de la República, la Constitución vigente “nació como respuesta al rotundo fracaso del modelo anterior que en su implementación se fundamentaba en una visión neoliberal de la economía. Este modelo debilitó al Estado, lo volvió funcional a los intereses de la élite y priorizó la idea de que los mercados por sí solos pueden conducir al bienestar de la sociedad, reproduciendo así un régimen de producción rentista y excluyente, regido por poderes de facto, que no hizo más que hundirnos en una economía del desastre social”(2) .

La población ha asistido en los últimos meses a un show mediático que alimenta la hoguera’ entre los dos líderes, entre antiguos codearías, ahora convertidos en ‘Correistas’ o ‘Morenistas’, o transformados en seguidores del No (Correa) o del Sí (presidente Moreno). Un show que ha tensado la cuerda de mutuas acusaciones: ‘corrupción’ sobre el anterior gobierno y de ‘traición’ al actual, con posiciones personalizadas, de defensa del Sí por a favor del presidente; de defensa del No por el ex presidente. A su vez, las posiciones se escudan tras discursos contradictorios y simplistas, como el Sí = defensa de la democracia; el No = vuelta al pasado.

En este contexto la mayor parte de la población llega a la Consulta con incertidumbre y confundida sobre el verdadero contenido de las 7 complejas preguntas formuladas, pero sobre todo, ignorante de los intereses reales en juego de la reacción conservadora, que pretende “volver la vista a las políticas que buscan reducir drásticamente la participación del Estado” y retornar un sistema que sumió al país en una profunda crisis, a su población en la pobreza, intensificó la desigualdad, entregó la soberanía de los recursos naturales y legitimó una democracia aparente a espaldas de los ciudadanos”(3)

¿En qué consiste y a dónde apunta la Consulta?

La historia es la siguiente. El 29 de noviembre último, el presidente Lenin Moreno emitió dos decretos para llamar a la consulta popular y al referéndum al considerar que la Corte Constitucional superó en “demasía” los plazos. La Secretaria Jurídica de la Presidencia aclaró que la acción de convocar por decreto a la consulta popular deja sin “validez” las actuaciones de la Corte Constitucional. Así, la consulta del 4 de febrero consta de cinco preguntas de referéndum (que modifican la Constitución) y dos preguntas de consulta (4) , que en síntesis refieren a los siguientes aspectos:

Preguntas del Referéndum

1) Inhabilitación política y pérdida de sus bines a toda persona condenada por actos de corrupción (Anexo 1).
2) Las autoridades de elección popular podrán ser reelectas una sola vez (Anexo 2)
3) Reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Anexo 3).
4) Nunca prescriban los delitos sexuales en contra de niños, niñas y adolescentes (Anexo 4).
5) Se prohíba la minería metálica en áreas protegidas, en zonas intangibles, y centros urbanos (Anexo 5).

Preguntas de la Consulta:

6) Derogatoria de la Ley de Plusvalía (Anexo 6).
7) Incrementar la zona intangible en el Parque Nacional Yasuní. (Anexo 7).

Las preguntas mezclan distintos tópicos con diversa repercusión e incidencia, en el campo penal, de los Derechos, tributario o ambiental. Algunas no requerían de “Consulta” y las de referéndum requerían el dictamen previo de la Corte Constitucional (art. 104), exigencia que no se cumplió, por lo que los opositores acusan de ser una Consulta inconstitucional.

Por su trascendencia política, la pregunta # 3 ha generado mayor debate y preocupación puesto que interviene sobre la nueva función del Estado creada en la Constitución de 2008 “Transparencia y Control Social” (art. 204,205,206), y que opera a través del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCyCS). (art. 207,208,209, 2010), elegido con representantes de la ciudadanía y por concurso público.

La Consulta se sustrae o pone entre paréntesis la ley (excepcionaliza) al asumir «plenos poderes» con amplísimas prerrogativas, al margen de la ley, que corresponden a la Función Legislativa. Concretamente, la terminación anticipada de periodo de los actuales miembros del CPCyCS, el nombramiento de un nuevo “CPCyCS de transición”, que adquiere capacidad de evaluar y destituir a numerosas autoridades actuales del Estado sin juicio político y con dudosa base de investigación: Defensoría del Pueblo, Contraloría General del Estado, Superintendencias. Un CPCyCS más que de transición… pareciera de «excepción», con carácter extorsivo.

¿Qué está sucediendo con las poblaciones?

Es la gran pregunta frente a los acontecimientos. ¿Cuáles son los efectos como resultado de estos giros? Pareciera que el neo liberalismo penetró no solo como modelo económico sino en las mentalidades de las poblaciones latinoamericanas, que accedieron al mercado gracias a las políticas sociales de los diversos gobiernos progresistas. Sin embargo, como ha señalado Sulling (5)< el mismo sistema necesita del consumismo de las poblaciones para seguir generando ganancias y el menor ingreso de los asalariados fue compensado con el auge del crédito; es decir se endeudó a las poblaciones para que sigan consumiendo” Hay una gran tarea por delante y por sobre el Si y el No. Como es un fenómeno nuevo, no está claro el futuro del país y de los movimientos sociales. Lo que es cierto – dice Emir Sader (6) – es que se ha configurado un nuevo bloque conservador en el gobierno, que recibe el apoyo de la derecha tradicional y de sectores de los movimientos sociales que tenían conflictos con Correa. 1.Walsh, Catherine (2016). Gritos, grietas y siembras de Vida. Entretejeres de lo pedagógico y lo decolonial. En: pedagogías decoloniales. Prácticas insurgentes de resistir, (re) existir y (re) vivir). Tomo II. Quito: Abya Yala.
2. Carta al presidente de la República. Foro por una Economía Progresista (Un grupo de economistas e intelectuales progresistas escribieron una carta al presidente Lenin Moreno, pocos días después de que otro grupo de economistas ortodoxos se reunieron con el presidente y su equipo económico)
3. Carta al presidente de la República. Foro por una Economía Progresista
4. https://www.eluniverso.com/noticias/2017/10/03/nota/6413752/cuales-son-siete-preguntas-consulta-popular-referendum-ecuador
5. Sullings, Guillermo. (2016) Los pasos hacia la construcción de la nación Humana Universal, Santiago: Virtual.
6. Sader, Emir. La vía ecuatoriana de la contraofensiva conservadora. ALAI. 2601/2018

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí