Fiel a su compromiso con el planeta, la multinacional Colgate-Palmolive ha puesto en marcha con mucho éxito su campaña de concienciación pública para no desperdiciar agua, con una acción original llevada a cabo en colaboración con Carrefour en el parking del hipermercado de Alcobendas, el pasado 21 de octubre.

Unas 10.000 personas fueron expuestas al escenario instalado, donde se encontraba un grifo que permaneció en pleno funcionamiento durante todo el día. A través de una pantalla ubicada encima, se mostraba a un chico y una chica esperando a que alguien lo cerrase para poder beber.

Ante la situación, más de 150 personas que pasaron por delante de la instalación procedieron a cortar el agua, permitiendo a los protagonistas de la acción hidratarse.

La campaña “Cada gota cuenta” ha tenido lugar dentro de la Semana Antidesperdicio, una acción de Carrefour que ha consistido en la puesta en marcha de un plan para evitar el despilfarro y que ha incluido 12 acciones específicas como la desarrollada por Colgate. La Semana Antidesperdicio ha servido para compartir con los consumidores y colaboradores de la empresa de distribución diferentes acciones para concienciar en la necesidad de luchar contra cualquier forma de despilfarro: energético, alimentario…

Según Joaquín Ariz, responsable de cuidado bucal de Colgate-Palmolive en España, “estamos muy satisfechos con la acogida de la campaña el pasado sábado y esperamos seguir aportando nuestro granito de arena en la educación sobre un uso correcto y responsable del agua, empezando por algo tan simple como cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes”. Dejarlo abierto durante dos minutos supone el desperdicio de 10 litros de agua.

Con este gesto, Colgate pretende crear conciencia al consumidor sobre la escasez de agua en determinados lugares del mundo, incluyendo España en la actualidad, ya que cada día solo un 1% de nuestro consumo de agua se destina a la hidratación personal, mientras que los recursos hídricos para beber se están agotando.

“Cada gota cuenta” forma parte del compromiso de la compañía iniciado hace varios años con el desarrollo de un plan global, conocido como “Save Water”, para no desperdiciar este recurso vital en el proceso de producción de las plantas de Colgate. Con esta política, ha logrado reducir el consumo de agua desde 2005 en un 33,1%, el equivalente a 7.000 piscinas olímpicas.

Siguiendo esta línea, ha establecido diferentes colaboraciones con asociaciones internacionales para promover el acceso al agua potable en zonas donde escasea. Entre sus proyectos cabe destacar la instalación de pozos en Etiopía junto a “Un enfant par la main” y la implementación en Sudáfrica de sistemas de “playpump” o “juegos de agua”, que consiste en la utilización de la energía de los niños al jugar para bombear agua que recuperan posteriormente en un grifo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí