Lula da Silva. Foto tomada de Cambio.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue condenado este miércoles por un tribunal de segunda instancia de forma unánime, a una condena de 12 años y un mes de prisión por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero.

Lula fue sentenciado por el Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), en Porto Alegre, conformado por los jueces Joao Pedro Gebran Neto, Leando Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus. Los tres votaron por aumentar la condena de 9 años y 6 meses a 12 años y un mes de prisión.

La defensa de Lula y la mayoría de los juristas descartan que el exmandatario vaya a prisión de forma automática y esto solo ocurrirá después del análisis de todos los recursos.

La condena se basó en un apartamento en una playa de São Paulo que supuestamente fue regalado al exmandatario por una empresa que hacía negocios con su gobierno (2003-2010). Sin embargo, esa propiedad nunca ha estado a nombre de Lula.

El juicio a Lula ha sido señalado de ser una estrategia de las élites para detener la candidatura presidencial de Lula, un referente de la izquierda de toda América Latina, y favorito en las encuestas electorales.

Tras la argumentación de los abogados, los jueces Gebran Neto, Leandro Paulsen y Victor Laus, encargados del caso, deliberaron en dos partes. La primera constó de una discusión de las preliminares sobre las intervenciones y la segunda fase son las pruebas en relación a las acusaciones y la votación.

Desde el inicio del juicio, los brasileños se mantuvieron en las calles en apoyo a Lula y en defensa de su candidatura presidencial.

Argumentos de los jueces

Las acusaciones contra Lula se basan en una supuesta propiedad obtenida como coima de la constructora OAS para favorecer contratos millonarios con Petrobras. Señalan que se trata de un apartamento de playa ubicado en São Paulo.

Sin embargo, esta propiedad no está a nombre de Lula sino de la constructora que compró el apartamento a la cooperativa Bancoop cuando esta se declaró en bancarrota.

El juez federal Sergio Moro sentenció en primera instancia a Lula a nueve años y medio de prisión.

En esta segunda instancia, el juez João Pedro Gebran Neto fue el primero en intervenir y votó en contra de Lula, además sugirió que al expresidente se le aumente la condena a 12 años y un mes de prisión.

La segunda intervención, la realizó el juez Leandro Paulsen y opinó que “da igual lo alto que uno esté, la ley está todavía más alta que usted”. Sumó su voto en contra de Lula y apoyó su enjuiciamiento por corrupción.

Por último, el tercer juez, Victor Laus, votó a favor de la condena bajo el argumento de que su decisión debe concordar con la de Leandro Paulsen y João Pedro Gebran Neto. Dijo que Lula obtuvo beneficios en su posición como presidente de Brasil.

Abogado defensor de Lula

Cristiano Zanin, abogado defensor de Lula, argumentó que los fiscales brasileños trataron desde el principio al expresidente como culpable y consideró que esta acción es un “abuso a sus derechos” ya que “hay ausencia de pruebas”.

Explicó que “no hay pruebas para identificar la denuncia, por ende tiene que ser denegada, lo que conllevaría a la nulidad del proceso”.

Asimismo, aseguró que el juez Moro, responsable del caso Petrobras en la primera instancia judicial, “tiene un proceso judicial nulo, que generó una sentencia nula porque no hay evidencia de inmuebles y autos (…) no hay nada que pueda demostrar que el expresidente haya recibido estas propiedades”.

El abogado de Lula añadió que para estas acusaciones se tiene que tener “pruebas y nexos” con la empresa y funcionarios que presuntamente estén involucrados, “pero no hay pruebas de eso”.

Lula: Sigo en la lucha por la dignidad

El expresidente brasileño, Lula da Silva, antes de conocer su sentencia, se pronunció a través de su cuenta personal de Twitter y agradeció a “los brasileños que están aquí conmigo. Los compañeros del MST, el levantamiento Popular. Un beso en el corazón”.

“Estoy muy tranquilo y estoy con la conciencia de que no he cometido ningún delito”, dijo.

Só uma coisa vai me tirar das ruas desse país e será o dia que eu morrer. Até lá estarei lutando por uma sociedade mais justa. Qualquer que seja o resultado do julgamento, eu seguirei na luta pela dignidade do povo nesse país.

“Hay solo una cosa que me sacará de las calles de este país y será el día que yo muera. Hasta entonces estará peleando por una sociedad más justa. Sea cual sea el resultado de la prueba, sigo en la lucha por la dignidad de las personas en este país”.

(Tomado de Telesur)

Lula pide a sus compatriotas que no bajen la cabeza ni se desanimen

Defensa de Lula da Silva presenta primera apelación. Foto: Reuters.

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, pidió este miércoles a sus compatriotas que no bajen la cabeza nunca ni se desanimen y advirtió que hay quienes creen erróneamente que prendiéndolo a él terminará la lucha.

Quieren quitarnos el derecho a soñar, a ser felices, a tener esperanza, dijo el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) a unas 50 mil personas congregadas en la Plaza de la República de la populosa urbe de Sao Paulo, en un acto en defensa de la democracia y del derecho de Lula a contender en las próximas elecciones presidenciales.

Refiriéndose a la decisión del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4), que hoy aprobó por unanimidad mantener e incluso aumentar la condena dictada contra él en julio pasado por el juez Sergio Moro, aseveró que “nunca tuve ninguna ilusión” con la decisión de ese órgano y con el comportamiento de los tres jueces actuantes.

“La decisión la respeto porque es de ellos; pero lo que no acepto es la mentira en la cual se basaron para tomarla”, dijo y exigió que digan cuál fue el delito que cometió.

Como antes desafié al Ministerio Público de la operación Lava Jato, a la policía federal y al juez Moro, ahora estoy desafiando a esos tres jueces a que presenten un único delito que yo haya cometido, remarcó.

Lula afirmó asimismo que aun cuando quien estaba sentado hoy en el banquillo de los acusados era él, quien ya fue condenado es el pueblo brasileño con el golpe (perpetrado contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff) y que está acabando con las conquistas de los gobiernos petistas, sobre todo en el área educacional.

El exmandatario sostuvo también que el manifiesto interés de las élites brasileñas por apartarlo de la contienda presidencial de octubre próximo constituye una provocación de tal envergadura ‘que ahora sí quiero ser candidato’.

Vamos a regresar para probar una vez más que el pueblo pobre no es un problema, sino la solución para este país, manifestó el líder histórico, quien reclamó además que no se preocupen por él, sino por lo que está sucediendo con los millones de brasileños que viven de su salario.

Las cosas, advirtió, van a empeorar si se aprueba la reforma del sistema de pensiones; el trabajo con contrato desaparecerá y será suplido por el trabajo intermitente y mal remunerado.

Por último, adelantó su decisión de continuar recorriendo el país, en la que definió como una caminata por la libertad, la democracia y los derechos del pueblo trabajador.

(Con información de Prensa Latina)

Evo Morales manifiesta solidaridad ante condena de Lula da Silva

El presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó hoy su solidaridad ante la ratificación y ampliación a 12 años y un mes de condena del exmandatario brasileño Lula da Silva.

En su cuenta oficial de la red social Twitter, Morales expresó su pesar por la injusta sentencia a Lula da Silva, quien “es víctima de una conspiración que busca impedir que sea candidato y gane las elecciones con el apoyo del pueblo al que le dedicó toda su vida”, aseveró.

Por la verdad y la democracia que es fuerza viva de los pueblos, apoyamos a nuestro Hno Lula da Silva, víctima de una conspiración por haber liberado de la pobreza 30 millones de brasileños. Por miedo de perder en las urnas, la derecha pretende inhabilitar candidatura del pueblo.

La sentencia, a cargo del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región del gigante suramericano, confirmó y aumentó la sentencia impuesta por el juez Sergio Moro en julio pasado por presunta corrupción pasiva y lavado de dinero.

En otro tuit, el jefe de Estado de la nación andino amazónica le expresó toda su confianza y le deseó fuerza, toda vez que “aún quedan muchas batallas por luchar y ganar”.

“Su verdad triunfará. Los obreros, originarios, trabajadores y pueblos antiimperialistas estamos contigo”, concluyó Morales.

Sentenciado injustamente, el hermano Lula da Silva es víctima de una conspiración que busca impedir que sea candidato y gane las elecciones con el apoyo del pueblo al que le dedicó toda su vida. Fuerza hermano Lula.

Según especialistas del tema, el expresidente brasileño puede acudir a otros recursos de apelación, por lo cual no irá inmediatamente a prisión, aunque la ley brasileña establece que los condenados por corrupción no pueden aspirar a cargos públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí