El calentamiento global está aumentando el riesgo de desaparición de varias comunidades a nivel mundial por sufrir mayores temporales, olas de calor, sequías, inundaciones o enfermedades infecciosas. Los fenómenos naturales son desastres ambientales que alarman a la población por los cambios que ocasionan en el planeta y las consecuencias que pueden tener en las personas.

En los últimos años se han presentado fenómenos naturales que representan climas extremos que pueden generar catástrofes mundiales. En el 2017 la vida humana ha sido afectada por los cambios climáticos desencadenando acontecimientos preocupantes para la población.

En marzo de este año Perryville y Missouri fueron azotadas por un tornado EF4, categoría que se adjudica a tornados con daños devastadores, que arrasó con construcciones y mató a una persona. En abril otro de los peores tornados del 2017, con la misma clasificación, se presentó en Texas causando 4 muertes y varios lesionados.

Los huracanes Irma y María de categoría 5 con vientos de más de 250km/h sucedieron entre agosto y septiembre y afectaron a Islas del Caribe y el sur de los Estados Unidos. Estos fenómenos ambientales fueron devastadores para la población destruyendo kilómetros de infraestructura y acabando con la vida de más de 1.600 personas.

En el mes de septiembre se presentaron dos impactantes terremotos en México, específicamente en las ciudades de Chiapas y Puebla con una magnitud, según la Escala de Richter, de 8.2 y 7.1 respectivamente. Las cifras oficiales expresan que estos fenómenos generaron graves daños estructurales a vías públicas y edificios, así como también, más de 473 muertes.

Para el área de la ciencia aún existe más preocupaciones como el incendio de la tundra de Groenlandia, este acontecimiento sucedió el pasado julio y dejó muy preocupados a los entendidos en esta materia. El humo producido por los fuegos se pudo observar desde el espacio y encendió amplias extensiones de vegetales inflamables, que ocasionaron que las llamas fueran relativamente inextinguibles durante semanas.

Las organizaciones ambientalistas sin fines de lucro explican la importancia de utilizar un 100% de energías renovables para evitar estos acontecimientos. Para defender el medio ambiente estas entidades determinan sencillas acciones que las personas puedan realizar para contribuir con el cambio climático en el planeta.

Utilizar medios colectivos de transporte, bicicletas o coches eléctricos. Disminuir el consumo de electricidad en los hogares al apagar los productos eléctricos o luces y desenchufar los cargadores sin uso.

El reciclaje es muy importante para prevenir el calentamiento global, por eso es recomendable separar la basura dependiendo de sus características: vidrio, orgánico, plástico, papel o metal. Cerrar los grifos de agua sin uso y evitar las fugas en los hogares, son sencillas recomendaciones para cuidar el planeta. Igualmente, minimizar el uso de productos químicos que perjudican al planeta como fertilizantes, aerosoles o antibióticos.

Entra en Electricwagen para conocer muchos más detalles sobre el mundo ecológico y cómo cuidar el planeta. En este sitio web se puede aprender sobre consejos para ser más eco amigable, tendencias urbanas sobre la sostenibilidad y todo sobre el mundo de los coches eléctricos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí