El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, afirmó este domingo tras celebrarse la Junta Ejecutiva del organismo en Corea del Sur que evaluarán la presencia del boxeo en los próximos grandes eventos deportivos del planeta.

El directivo se mostró “extremadamente preocupado” por los problemas de gobierno de la Federación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), y señaló que el COI se reserva el derecho de estudiar la participación de ese deporte en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires (octubre de 2018) y en los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

A principio de la semana, el organismo rector de la actividad atlética mundial, suspendió sus ayudas económicas a la AIBA, preocupado por la designación del controvertido Gafur Rakhimov como presidente interino de esa federación.

Rakhimov, empresario uzbeko de 66 años, fue nombrado el sábado 28 de enero al frente de la AIBA con carácter interino hasta las próximas elecciones de noviembre, a pesar de acusaciones de autoridades de Estados Unidos, que alegan supuestos vínculos del antiguo vicepresidente con el crimen organizado.

La crisis en el seno de la AIBA viene desde el año anterior cuando el otrora presidente, el taiwanés Ching-Kuo Wu fue suspendido indefinidamente de sus responsabilidades por un supuesto caso de corrupción, lo que le llevó a dimitir el 20 de noviembre, luego de 11 años al frente de esa entidad, siendo sustituido de forma interina por el italiano Franco Falcinelli.

Por tal motivo, el 6 de diciembre el COI decidió investigar la situación existente en la cúpula administrativa del entidad supervisora del boxeo amateur.

Este deporte es uno de los más antiguos en el programa olímpico, presente desde la cita de San Luis, en 1904.

(Con información de Prensa Latina)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí