El alquiler de viviendas en España sigue en una tendencia de ascenso constante. Los últimos datos recogidos en octubre de 2017 por granmanzana.es hablan de un crecimiento general del 0,4% del precio medio en todo el país que mantienen el alza tras una etapa de caída de cuatro meses que frenó en octubre. Así, se puede hablar ya de máximos históricos en los arrendamientos.

Unas cifras que en comunidades como Cataluña y Baleares superan incluso los registros realizados en 2007, números de récord establecidos justo antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria. País Vasco, Cáceres, Badajoz, Canarias, Madrid y Castilla León, otros cinco puntos clave de la geografía española, están gozando de unos precios de alquiler medios a punto de superar también los del citado año.

A fecha de octubre de 2017, la lista de precios medios la encabeza la ciudad de Madrid, con 1.954 euros de media. La capital madrileña experimentó una notable caída en el primer trimestre del año, alcanzando el mínimo anual en abril con 1.667 euros; sin embargo, tras esto, una senda media de crecimiento, acentuada en el tramo de septiembre a octubre, ha hecho que al final buscar una vivienda para una estancia temporal implique unos números de semejante calibre.

En líneas generales, ocho comunidades autónomas se han encargado de liderar este crecimiento, mientras que otras nueve han sufrido un descenso en las cantidades a pagar. Los
mayores aumentos se han registrado tanto en Canarias, con un aumento del 1,4%, y en el País Vasco y Andalucía, con un 0,6% en ambas. En contrapartida, la caída más notable ha tenido lugar en Navarra, un 2,8%; seguida de Murcia, 1,8%.

Haciendo retrospectiva, y comparando cifras con el mismo periodo en el año 2016, los números vuelven a hablar de alza. El precio medio del alquiler ha aumentado un 9,7% en comparación con lo registrado el año pasado en las mismas fechas, suponiendo un crecimiento en todas y cada una de las comunidades autónomas.

Los precios de alquileres de viviendas siguen ascendiendo debido a la alta demanda de la población. Por el momento, no se puede hablar de 2018 con suficiente exactitud, pero la
preferencia del arrendamiento en pos de la compra está haciendo que las cifras aumenten mientras se tiene una oferta que no es capaz de suplir toda la demanda en el panorama
español.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí