En la mañana de este 16 de diciembre la coalisión electoral, "En Comú Podem", salió a las calles en sus últimos días de campaña. Foto:  @CatEnComu_Podem/Twitter

En la mañana de este 16 de diciembre la coalición electoral, “En Comú Podem”, salió a las calles en sus últimos días de campaña. Foto: @CatEnComu_Podem/Twitter

Xavier Doménech, el aspirante principal en la lista de candidatos por el partido Catalunya en Comú-Podem, para las elecciones catalanas a efectuarse el próximo 21 de diciembre, emplazó hoy a los votantes progresistas a superar la confrontación entre detractores y partidarios de la unidad de España.

En un multitudinario mitin en Barcelona, Doménech afirmó que si el próximo jueves las urnas corroboran el papel decisivo que todas las encuestas otorgan a Catalunya en Comú-Podem, no utilizará esa “llave” de la gobernabilidad para pactar con uno de esos dos bandos.

Frente a ambos bloques -los independentistas y los unionistas-, el candidato de la coalición de izquierda defendió la necesidad de un gobierno progresista y del cambio en la Generalitat (ejecutivo catalán), que sirva de palanca para el resto del Estado español.

“Vamos a cambiar Cataluña para cambiar España, porque las dos merecen ser cambiadas”, prometió el dirigente, arropado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón.

“Somos la llave para acabar con los bloques”, insistió el pretendiente de ‘los comunes’, en alusión al enfrentamiento entre los secesionistas de Juntos por Cataluña (JxC) y Esquerra Republicana (ERC) y los llamados partidos constitucionalistas (Cs, PP y PSC).

Doménech se pronunció en esos términos ante el intento de los citados bloques de presentarse como las únicas opciones viables en los cercanos comicios, convocados por el ejecutivo de Mariano Rajoy para frenar las aspiraciones secesionistas en esa rica región.

Colau reivindicó la vía que representa el cabeza de lista de Catalunya en Comú-Podem, al alejarse de pactos postelectorales tanto con JxC y ERC, como con los unionistas de Ciudadanos (Cs), el Partido Socialista (PSC) y el Partido Popular (PP) de Rajoy.

La regidora barcelonesa arremetió contra la candidata de Cs a la Generalitat, Inés Arrimadas, porque “por mucho que (los liberales) se disfracen de nueva política, en realidad nacieron para animar el conflicto y atentar contra la convivencia en Cataluña”, denunció.

Además, acusó a la agrupación derechista de ayudar al PP a gobernar y a mantenerse en el poder, en referencia al respaldo concedido por Ciudadanos a la investidura de Rajoy en 2016 para un segundo mandato del conservador.

Colau también cargó contra lo que calificó de bloque de los irresponsables (JxC y ERC), tras promover la vía unilateral a la independencia de la próspera comunidad autónoma, lo cual, según su criterio, provocó dolor y tristeza y llevó a Cataluña hasta el precipicio.

Para Pablo Iglesias, un gobierno con PP y Cs no puede ser la solución para el grave conflicto territorial. “De azul o de naranja (los colores del PP y Ciudadanos, respectivamente), la derecha no será nunca una alternativa política para Cataluña”, aseveró el secretario general de Podemos.

A su turno, Garzón subrayó que las elecciones del día 21 no van de banderas, sino de los de abajo contra los de arriba, de los humildes contra los privilegiados.

El líder de IU consideró hipócrita que conservadores, liberales y socialistas se autodefinan como constitucionalistas, cuando en realidad -aseveró- utilizan la Carta Magna para proteger sus privilegios y visión retrógrada de España.

Coalición política "En Común-Podem". Foto:  @CatEnComu_Podem/Twitter

Coalición política “En Común-Podem”. Foto: @CatEnComu_Podem/Twitter

(Con información de Prensa Latina)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí