“Un bosque de árboles desde un punto de vista” fue una exposición de fotografías de Juan Millás, que tuvo lugar en Madrid.- España, en el Museo Romántico durante los meses de octubre a enero de 2014.

Como nos suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones, por casualidad, me encontré entre esta serie de fotografías.

Todo un mundo nuevo, al menos para mi, un paisaje vivo con movimiento ante mi mirada a través de una serie de fotografías tomadas en el condado inglés de de Wiltshire y la región francesa de Bretaña, lugar en el que se encuentra la mayor concentración de monolitos del mundo.

Como amante de la fotografía, había probado a tomar fotografías en movimiento, casi superpuestas, pero no con demasiados buenos resultados y lo que estaba mirando en aquel pequeño habitáculo blanco  era “maravilloso”.

Superposición de negativos, convirtiendo la naturaleza salvaje en paisaje, “ámbito natural”  en el que por supuesto ha intervenido el ser humano.

Él cuando le realizan alguna entrevista habla de “perderse en el bosque con una cámara” y yo digo hay que saber mirar y captar los lugares, momentos, luz y…

La percepción del paisaje y la visión fotográfica, se produce como una percepción de alucinaciones provocadas por el cruce a una velocidad infinita entre el mundo y el pensamiento, como si de distintos universos se trataran.

Anteriormente,  Jean-Marc Besse, nos trajo su maravilloso trabajo sobre “las sombras de las cosas, sobre paisaje y geografía”, hay y había muchas teorías al respecto, desde el que un dominugero se adentra en los caminos del bosque y solo ve el estar en la naturaleza;  a lo  que el pensamiento traduce como La obra de Jean-Marc Besse, el entorno nos habla antes de que nosotros podamos hacerlo,  se acerca con tacto y sensibilidad prodigiosas a ese modo atento de mirar lo que nos rodea y, para ello, se vale de la experiencia de algunas figuras clave en la historia europea del paisaje-entre ella.

Todos sabemos lo que es un dólmen, conocido también como menhir, dice Juan Millás que es el vehículo idóneo que encontró para viajara través de los distintos universos con esa velocidad infinita..

… fue el arquitecto Francesco careri, autor de Waslkscapes ya la denomina “la piedra que emerge por primera vez del caos” Un elemento que contiene en si mismo arquitectura, escultura y paisaje.

Estas fotografías contemporáneas que hablan por si mismas de “paisaje, naturaleza, caos y orden  se acercan a los temas del romanticismo del siglo XIX, considerados los paisajes en aquellos años como temas predilectos de la época, en la Pintura.

************

Precursores de la fotografía, como níepce, Daguerre y Talbot, utilizaron para designar a las imágenes que pensaban obtener en sus cámaras, como Millás hace “el punto de vista”.

Creación de una sensación espectacular, una experiencia óptica donde se escinden lo tangible y lo visual.

Comentar lo importante que es el montaje de la exposición, para crear emociones y sensaciones en el visitante que realmente no sabe con que va a encontrarte.

La sala cuadrada, en penumbra, dispositivos ópticos que van cambiando de tonos, mientras caminas entre telas que cuelgan del techo, finas y suaves como sedas que hacen las veces de árboles. Un frondoso bosque con sombras que de repente te conduce a la explanada, cielo abierto, pero en las horas tenues de la tarde,

En el caminar pausado,  prendiéndote de cada uno de los detalles, se van proyectando las fotografías, creando en nuestra mente el andar como una forma de ir construyendo nosotros mismos el paisaje, para encontrarnos al final del camino con el menhir (dólmen), como si fuera “una sombra pintada en e bosque, un instrumento estético capaz de modificar el espacio” (palabras del autor, que hago mías)

***************

Hablemos un poco de Juan Millás

Nació en Madrid en el año 1975. Obtuvo la Beca Máster en Fotografía EFTI 2002. Licenciado en Historia del Arte de la UAM en 2003. En 2005 funda con 12 fotógrafos el colectivo NOPHOTO, participando en proyectos premiados en ARCO 06 y PhotoEspaña 2006.

Es reclamado para exponer en toda España y fue seleccionado por el Fotormuseum Winterthur (Suiza) para participar en Paatform08

Nominado al Premio Internacional de Fotografía KLM Paul Juf.

Entre sus publicaciones y proyectos destacar:

Península (2007-20119 con Eduardo Nave, libro que recibiría una mención de honor en el 3er Concurso de Fotolibro Iberoamericano de la Editorial RM en 2012.

Él último verano (2012) y This is Spain (2012-2015)

Juan Millás tiene obra en la Colección del Museo del Consejo de Europa de Estrasburgo, Colección Consejería de Cultura de Murcia, Colección Fotográfica Fondos del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno y en otras colecciones privadas.

*****************

Quise escribir unas letras mías para dar final a este artículo, pues ya saben que la naturaleza, el bosque, el agua, me priva, pero no sería comparable al texto escrito por Juan Millás para presentar  esta exposición.

Allí, en el bosque, paseando alrededor del Titán de piedra, fantaseaba con la idea de estar en el margen de la partición inaugural entre naturaleza y cultura. El monolito se recortaba entre los árboles como una puerta sellada, una forma primitiva que pudo ser una herida abierta para saltar del mundo al paisaje y del paisaje al mundo. Un menhir es un cuerpo plegado entre ambos universos, Es territorio porque es una piedra, antes de levantarse carecía de sentido simbólico.

Pero también es orden, composición, representación. Al rotarla, la piedra se transforma en otra cosas: extrañeza, sueño, relato. Yo perseguía la alucinación de quienes vieron por primera vez un “paisaje” en el bosque.

Juan Millás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí