Critican un cambio de modelo, que deja de mirar el interés general, y pone a la rentabilidad económica como uno de sus objetivos, de esta forma se lamentan del aumento de la asistencia privada y las externalizaciones debido a los recortes en la pública.

Piden que la Junta aumente la inversión en atención primaria de salud, llegando al menos al 20% del gasto de salud.

En Málaga se dan más de 7.000 reclamaciones mensuales por pruebas diagnósticas no realizadas para las citas de revisión de los especialistas.

Organizaciones de profesionales de la medicina y la enfermería, así como de usuarias/os, se han dado cita en un debate organizado por Marea Blanca por la Sanidad Pública para hacer un diagnóstico de cuál es el estado del sistema público de salud y buscar soluciones. Por otra parte, desde Marea Blanca han lamentado la ausencia de la Delegación de Salud en la provincia de Málaga, a la que también habían invitado.

Así, Francisca Muñoz, de la Asociación Basta Ya, ha denunciado que se está produciendo un cambio de modelo en la medicina de familia, que ya comenzó antes de la crisis, en el que los servicios públicos han pasado de “estar dirigidos por el interés general” a moverse por conceptos neoliberales como la eficiencia o la rentabilidad, todo esto “sin que la ciudadanía sea consciente”. Así, además, ha asegurado que se ha ido reduciendo el presupuesto destinado al sistema público de salud, y ha puesto a Andalucía como ejemplo de este hecho. “En la Atención Primaria se están suspendiendo muchas actividades, como las visitas domiciliarias o las actividades preventivas”, ha agregado Muñoz, a la vez que explicaba que las/os usuarias/os se están quedando sin médicas/os porque “ya no se cubren bajas ni vacaciones”.

Por su parte, Pablo Simón, del Foro Andaluz de Atención Primaria, ha pedido que la inversión en Atención Primaria no sea inferior al 20% del gasto sanitario en la comunidad autónoma, ya que “los sistemas buenos, son los que tienen una Atención Primaria fuerte”, y ha criticado que la andaluza sea “débil”. De igual forma se ha lamentado de la falta de evaluación de la Junta de Andalucía en cuanto a prácticas gestoras y sus continuos cambios, que ha llegado a tachar, en ocasiones, de “ocurrencias”. Asimismo, ha reprochado a la Junta que haga una distribución geográfica de los centros hospitalarios de alta resolución por intereses políticos y no por necesidades reales. Por otra parte, Simón ha criticado el modelo de gestión de personas del Servicio Andaluz de Salud en los últimos 10 años: “Nos tratan como a ganado” ha exclamado, pidiendo, además, que se cuide más a las/os residentes.

En la misma línea, Segundo Martín, de la Federación Andaluza en Defensa de la Sanidad Pública, ha reprochado la pérdida de derechos de protección de la salud que está sufriendo la población. En concreto, se ha referido a que actualmente el Sistema Nacional de Salud sólo cubre al 56% de la población. “El sector privado supone ahora el 57% de la Atención Primaria” ha señalado este médico especialista, algo que se está produciendo en detrimento de la pública, a la vez que ha lamentado que en Málaga haya cada vez más externalizaciones en servicios como los de diálisis renal, fisioterapia o radiología. Igualmente, Martín, ha expresado su temor de que estemos yendo hacia “un sistema totalmente binario: una medicina para ricos y otra para pobres”.

También, desde la óptica de las/os usuarias/os, Alfredo de Pablos, de la Agrupación de Desarrollo ‘Málaga Accesible’, ha manifestado, su miedo por esta dualidad: “El sistema público va a ser para crónicos y el privado para el resto”, se ha lamentado; e igualmente, ha querido resaltar que más de la mitad de la población de Andalucía tiene una o más patologías para toda la vida. Por otra parte, De Pablos, ha señalado que en Málaga se dan 7.000 reclamaciones mensuales por los retrasos de las pruebas diagnósticas, que no se hacen a tiempo para las citas de las revisiones de las/os especialistas.

Asimismo, Paulino López, de la Asociación Andaluza de Enfermería Familiar y Comunitaria, ha señalado que desde 2009 hasta 2015 se han perdido en Málaga 896 puestos de trabajo en enfermería y también ha criticado la propaganda que hace la Junta cuando habla de “el mayor presupuesto para salud de la Historia” ya que éste no llega a reponer los recortes realizados durante los últimos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí